Documento WFOT

Documento WFOT

WFOT´s Review on Evidence Based Ozone Therapy
(Versión en Español)
WFOT Scientific Advisory Committee 2015

Prefacio

Después de haber sido elegido Presidente de la WFOT en octubre de 2014, una de mis mayores preocupaciones fue establecer un documento público sobre la ozonoterapia basada en la evidencia, que recogiera y organizara toda la información científica sobre esta terapia.

Varios libros del profesor Velio Bocci. la Dra. Silvia Menéndez y la Dra. Renate Viebhan, han establecido las bases científicas. Un reciente libro de la Dra. Emma Borrelli llegó a mis manos hace un par de meses, centrado en la autohemoterapia ozonizada.

Como presidente de la Sociedad Española de Ozonoterapia – SEOT había estado preparando durante los últimos tres años un documento exhaustivo que se envió a la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios) con el fin de iniciar un proceso de regulación de la ozonoterapia en España y en la Unión Europea. Los autores de este texto se reconocen al comienzo de este documento.

La primera tarea que confié al Comité Científico Asesor de la WFOT fue desarrollar un texto basado en la evidencia real sobre Ozonoterapia, utilizando este documento de SEOT como un punto de inicio. Se han realizado varias modificaciones y mejoras a este documento, con el fin de crear un texto de referencia actualizado en todo el mundo. El Dr. Lamberto Re, Director del Comité Científico ha escrito la introducción de este documento.

Espero que con esto hayamos contribuido, al menos en parte, a una mejor comprensión de la esta terapia, para que nuestros colegas la puedan emplear adecuadamente, siguiendo lo conceptos más correctos..

Prof. José Baeza Noci, M.D., Ph.D.
WFOT President


Introducción

A la luz del creciente interés acerca de la terapia con ozono, es nuestra intención actualizar – tanto desde un punto de vista científico como clínico – sus aplicaciones en el campo de la medicina humana.

En nuestra opinión, es hora de que la opinión pública y los profesionales de la salud amplíen sus horizontes con la terapia de ozono y su gran potencial, al menos como apoyo complementario o integrativo a los tratamientos convencionales.

De hecho, la terapia de ozono, además de ser útil en numerosos estados patológicos podría ser un recurso terapéutico de gran alcance para prevenir los daños del envejecimiento y mejorar muchas funciones en nuestro cuerpo.

Nuestra convicción científica de que la molécula de ozono, un oxidante fuerte, pero muy selectivo, podría inducir beneficios en diversas dolencias cuando se usa en dosis adecuadas se consideraba una teoría no convencional. Ahora estamos muy satisfechos de observar cómo este concepto está finalmente ganando una importante credibilidad científica.

De todos modos, evitando hacer hincapié en los usos anecdóticos y mirando a los amplios usos clínicos de las últimas décadas, pensamos que una reevaluación crítica positiva de la ozonoterapia no se puede retrasar más.

Es también hora de que el dogma de la toxicidad del ozono sea finalmente aclarado y reconocidas sus aplicaciones seguras bien demostradas.

Aunque la ozonoterapia no está exenta de posibles efectos secundarios, – en su mayor parte debidos a mala praxis por mala formación y/o desconocimiento – teniendo en cuenta su creciente difusión, estos son insignificantes en comparación con los inherentes a muchas otras técnicas y medicamentos de aceptación universal.

Reconocemos que un escepticismo desconcertante persiste todavía entre muchas autoridades académicas y oficiales, principalmente debido a los prejuicios y la falta de más estudios farmacológicos y clínicos controlados. En nuestra opinión, esto no justifica tan fuerte oposición a la ozonoterapia, sino por el contrario, debería animarlos a ayudar a la organización de este tipo de estudios, teniendo en cuenta que la ozonoterapia no es apoyada por la industria farmacéutica y que ésta puede contribuir a mejorar la condición de salud de la población a costos mucho menores que otras drogas.

Eso es cierto, a diferencia de cualquier droga comercializada actuando con mecanismo preciso y estadísticamente definido de acuerdo con la ley de acción de masas, el ozono actúa como una droga pro activadora de una miríada de eventos celulares, muchos de ellos bien aclarados en la actualidad.

Estas acciones no son fácilmente relacionables con una actividad clínica particular y, por tanto, son difíciles de ensayar. Esto significa que todavía no tenemos un buen enfoque metodológico que ayuda al investigador en la evaluación y la normalización de la eficacia clínica de la ozonoterapia.

Sin embargo, una vez más, creemos firmemente que este hecho por sí solo no podría representar una razón válida para bloquear cualquier avance en el objetivo de mirar un poco más allá de nuestros conocimientos actuales

Podemos estar de acuerdo en parte con la Autoridad de Salud respecto a la dificultad para evaluar cómo cada profesional utilizando la terapia de ozono podrían preparar y administrar su “droga” a raíz de la mejor buena práctica clínica. De hecho, debido a la falta de reglamentos o disposiciones de la ley, la mayoría de los terapeutas de ozono se les permite trabajar con muy escaso control de su formación en esta terapia.

Hasta ahora la mayoría de los datos clínicos sobre el tratamiento de ozono fueron claramente definido desde un punto de vista científico sólo en el caso del dolor y la hernia de disco.

A pesar de estas condiciones, los efectos positivos inducidos por dosis adecuadas de ozono se observan comúnmente en pacientes que sufren de enfermedades raras o degenerativas. Sin embargo, el escaso conocimiento de su potencial terapéutico por la mayoría de los médicos hace difícil o incluso imposible una amplia cooperación entre las diversas especialidades con el objetivo de producir evidencia estadística de la respuesta clínica a esta terapia.

El ozono, al igual que algunos otros agentes y a diferencia de los medicamentos comunes que actúan sobre un receptor específico, induce un pequeño y controlado estrés en toda la célula cuando se usa en dosis adecuadas. Esto, a su vez, desencadena una serie de procesos metabólicos intracelulares y promueve una miríada de actividades que estimulan muchos mecanismos celulares. Como consecuencia de estas reacciones, los mecanismos de defensa de la célula son alertados, mejorando su funcionalidad. Esto explica parcialmente las acciones terapéuticas sorprendentes de este gas.

Como se puede ver, no es fácil de describir completamente las amplias aplicaciones clínicas de un agente tan diferente de los medicamentos comunes.

Esta es la razón por la cual la WFOT ha decidido proponer un documento revisado acerca de la literatura científica relacionada con la ozonoterapia.

Esperamos que este documento, que está destinado principalmente a los profesionales de la salud que utilizan el ozono y que quieran perfeccionar sus técnicas e informarse acerca de las bases científicas que soportan los usos clínicos de la ozonoterapia, podría ser igualmente útil a las autoridades sanitarias como línea guía y resumen de las más recientes investigaciones publicadas en el mundo.

descargar-pdf
Descargar documento completo

Uruguay 1243 1º Dpto. 4º, C.A.B.A. Rep. Argentina. Martes y Jueves de 14 a 18hs. Tel/Fax (+54 11) 4815-1748 / 4812-2475 aaooac@aaooac.org.ar / asociacionmedicaozono@gmail.com
© 2016 Copyright Asociación Médica Argentina de Oxígeno Ozonoterapia

Back to Top